Qué regalar a los más chicos en esta Navidad

elegidos-01

A nosotras regalar nos encanta, así que la Navidad es una de las épocas del año que más disfrutamos. Igual, sabemos que encontrar el regalo perfecto para cada uno puede ser un desafío. Por eso, al mejor estilo ayudantes de Santa, les dejamos un listado de nuestros regalos favoritos para los más chicos de la casa.

  1. Heladitos de Ponchi Ponchi. El set viene con seis helados diferentes 3 cucuruchos y 3 helados de palito, todos de diferentes sabores. Están hechos a mano cuidando mucho los detalles y son lo más tierno que pueden haber visto. ¿Lo mejor? Que Ponchi Ponchi tiene muchas más cosas en su menú.
  2. Wondercafé de Wonderplay. Esta cocinita para jugar es súper completa (¡tiene hasta luz touch en el horno!). De un lado se cocina y del otro se vende: tiene un pizarrón para jugar al café/bar. ¿No es lo más? Levanten la mano los que, como nosotras, quieren ponerse a cocinar. Pueden comprarla también acá.
  3. Esta Navidad nuestros arbolitos también van a incluir regalos de Mémini 😉 El cubo ‘Juguetes’ tiene un sonajero y está hecho en géneros 100% algodón, con estampas a mano con tintas al agua no tóxicas, ideal para masticarse sin problemas y, como bonus, se puede lavar. Pueden comprarlo en nuestra tienda online.
  4. Amoroso, de Tienda Chinche. Este muñeco de apego está hecho completamente a mano, desde la costura hasta los bordados. Ideal para acurrucarse con él.
  5. Teatro de sombras ‘Animales’ de Juegos de la Orilla. ¿Quién no jugó a hacer patos con la sombra de la mano en una pared? (patos era lo único que nos salía bien). Ahora los chicos pueden armar historias y dejar volar su imaginación con estos sets, que vienen con telón, una base de madera para encastrar y 5 o 6 varillas portasiluetas.
  6. Coche de paseo de Pipí Cucú. Este cochecito es a-do-ra-ble. Con juguetes así no nos importa que los dejen tirados por toda la casa, ¿o no?

¡Esperamos que esta lista les sirva!  En enero volvemos con el blog así que les deseamos unas muy felices fiestas en familia y, para los que se van, felices vacaciones!

Caro y Vale

¡Libros preferidos! Hoy: “¿Quién está ahí?

quienestaahi.jpg

El libro que hoy les recomiendo tiene el aval de no sólo mis hijos, sino del de Vale también. Es “¿Quién está ahí? de Émile Jadoul (ya les había anticipado que teníamos un libro de ella). Dado el éxito que tuvo con los míos, hace meses se lo recomendé a Vale y parece que también es un hit.

La historia es simple: son animales con nombres pegadizos que se van a dormir con el bebé. Pero lo bueno es que cada animal aparece detrás de una puertita luego de un “toc, toc, toc”, “tac, tac. tac” o “ras, ras, ras” y la inevitable pregunta “¿Quién está ahí?. Se lo leía a Félix todas las noches antes de dormir y ahora lo hago con Alfonsina. La sorpresa de quién está detrás y la “hoja/puerta” llaman la atención. Me pasó que ellos mismos quieren dar vuelta la página, emocionados. Además cada animal tiene un textura diferente, lo que aumenta las ganas de tocar el libro. Y los nombres de los animales riman, que es otro elemento que a los bebés les encanta a la hora de leer.

Todos los libros de la colección tienen una estructura similar: algo aparece detrás de las hojas, y por lo general está texturado. Como este libro les había encantado compré sin dudar “Es mi casa”, otro de los títulos, pero no tuvo el mismo efecto. Las texturas no son tan interesantes y no sé si fue la falta de las onomatopeyas o la falta de las rimas, pero no les atrapó tanto. A ninguno de los dos. Se ve que como en las películas, no todas las segundas partes son buenas.

Si les interesa “¿Quién está ahí?” y probar otros títulos de la colección, pueden conseguirlo en Yenny, La boutique del libro.

Si lo consiguen, ¿me cuentan cómo les va? ¿Algún otro recomendado por ahí?

Armar un rincón de lectura

Estante_baja

Mantener los juguetes en orden en una casa donde vive un chico de un año puede ser un desafío imposible. Y más si agregamos los libros a la ecuación, que no sé cómo pero se multiplican por minuto.

Hace tiempo que quiero armar un rincón de lectura o biblioteca para los libros de Toby, que además de los de Mémini 😉 tiene una colección cada vez más surtida.

Acá les comparto algunos tips que estuve investigando:

  • Los libros tienen que estar a la altura del bebé, para que los pueda tocar y agarrar cuando tenga ganas.
  • Hay unas bibliotecas finitas donde se pueden poner los libros mirando al frente que están por todo Pinterest. Son geniales para que el chiquito vea bien los libros, además de quedar bárbaras en la decoración del cuarto. Las tienen baratísimas en Ikea (dato por si alguien viaja) y sino en Argentina, encontré estas en kasadesign y en Mesopotamia.
  • Con respecto a los libros: que sean variados y que sean muchos. ¡Cuántos más, mejor! Al principio, libros de tela o de cartón duro, con imágenes simples y sin texto, con colores contrastantes. Después, se pueden ir agregando historias, texturas, sonidos… en este punto, más es más.
  • Con respecto al orden de los libros, los expertos recomiendan cambiarlo cada tanto, que sea dinámico para estimular la atención del bebé (lo mismo se aplica a los cuadros que decoran su cuarto por ejemplo).
  • El hecho de que los libros estén a mano no quiere decir todos todo el tiempo. Por ahí es obvio pero a veces es necesario esconder los “tesoros” de la biblioteca y dejar algunos libros más frágiles o raros solo para leer juntos.
  • Por último, y si hay lugar en el cuarto, está bueno tener un espacio cómodo y luminoso para recostarse a leer. Pero también puede ser en el sillón del living, en la cama de los padres o donde sea. Lo único importante, como decía en este post y como promovemos en Mémini, es poder leer juntos y “acurrucados”.

¡Hasta la próxima!

Vale