Diferencias entre el embarazo del primer hijo y el del segundo…¿a ustedes les pasó?

infografia-01

Este es mi posteo más personal hasta ahora, pero estoy llegando al final de mi embarazo y el tema ocupa todo, creo que es lógico que se cuele acá también.

Pensaba en las diferencias entre el embarazo de mi primer hijo y el del segundo, y eso quería compartir. Para ver si a todas les pasó lo mismo básicamente, me gustaría conocer opiniones y consejos.

Compras y ajuar del bebé: en el primero había averiguado todo, tenía una lista de cosas que necesitaba, había comprado ropa hasta el talle un año, había armado un tablero de pinterest para la decoración del cuarto (y lo decoré tal cual). Segundo embarazo: nada. Nace en dos semanas y no tiene nada propio, va a usar todo lo del hermano (¡tengo que ir a comprar pañales talle RN!).

Estudios médicos: en el primero tenía una carpeta con ganchos donde tenía todos los estudios ordenados por fecha, cada uno con su correspondiente agujero hecho con agujereadora. En el segundo no solo no tengo carpeta… hay algunos estudios que todavía no me hice (mi obstetra me reta un poco).

Libros, google, aplicaciones y necesidad de información: en el primero leí de todo, me bajé todas las apps y googleaba todo lo que me pasaba a cada minuto. Ahora… no.

Ganas de llegar a la semana 40: en el primer embarazo me quejaba bastante porque estaba incómoda, me molestaba la panza, no podía dormir, estaba pesada, se me hinchaban los pies… y quería que naciera el bebé “ya, ya, ya”. Ahora… me pasa todo lo mismo (no puedo dormir, me molesta la panza, estoy pesada) pero además tengo otro hijo más grande que me pide que me tire al piso a jugar, lo lleve a pasear, lo levante todo el tiempo…  Y si me dijeran que el embarazo dura un mes más diría “dale”. Porque sé que la parte más esforzada es cuando el bebé nace, el embarazo es un viaje a Disney en comparación a los primeros meses después del nacimiento.

infografia-02

En fin… creo que no hace falta que aclare que en el primer embarazo estaba muy ansiosa (demasiado), y en este estoy más relajada (demasiado?). Solo hay un tema que me genera bastante ansiedad, que es cómo va a ser la interacción entre los dos chiquitos, si el mayor se sentirá afectado por la llegada del nuevo, y cómo voy a hacer para que lo impacte lo menos posible, para que podamos seguir teniendo nuestros momentos de juegos, lecturas y paseos que disfrutamos tanto.

¿Y ustedes? ¿Cómo lo vivieron? ¿Consejos? ¿Ideas?

Vale

Qué regalar a los bebés cuando nacen/en su cumple

regalos bebes-02

La semana pasada hablamos sobre la importancia de regalar juego a los bebés, y cómo por lo general bajo el “son chiquitos y no entienden todavía” se les regala ropa, accesorios decorativos o cosas más funcionales para los padres. ¿Tal vez algún motivo es que no “encuentran” nada? Acá les dejamos una lista de favoritos para regalar desde que nacen hasta para el cumple de 1 año (y hasta un poco más). Listo, ya no hay excusas.

  1. Sonajeros en crochet de Pica Pau. Si bien pareciera que los amigurumis nos invaden por todas partes, Pica Pau siempre sorprende con nuevos modelos, siempre originales y siempre 100% tiernos. Los encuentran en Tienda Malba, Kabinett y Monoblock (y escribiendo a picapauyan@gmail.com pueden coordinar encargos y trabajos especiales).
  2. Tato, tatú de arrastre de Tractor verde. Hecho con maderas enchapadas de Cedro y Guatambú y lustrado con cera de abejas. Todo natural y biodegradable, además de súper lindo y lúdico. Tienen otros arrastres (siempre de animales autóctonos) y se consiguen en su tienda online.
  3. Cubos de madera pintados. Se los regalamos a Alfie para su cumple y fueron un éxito, además de que dan ganas de exponerlos en el living. Los compramos online en Reir Tienda.
  4. Castañuelas de Minimento, una marca que ofrece miles de instrumentos musicales para chicos. Hay varias opciones para bebés, muchas más de las que uno pensaría: si pueden agitar sus manos y/o aplaudir, pueden hacer música.
  5. Conejo de Fruto. Nunca es demasiado temprano para tener un amigo de tela, especialmente si está hecho a mano con fibras y tintas naturales, nada tóxico. Los pueden comprar acá.
  6. Obviamente que si hablamos de productos para bebés, tenemos que hablar de los libros de Mémini (autobombo, y qué? ;). Nuestros libros están pensados para bebés desde que nacen, para incentivar la lectura y favorecer la imaginación y el desarrollo cognitivo (sumado a queleer es una buena excusa para acurrucarse juntos :). Como bouns, son blandos, seguros y lavables.  Los pueden conseguir en nuestra tienda online.
  7. Móvil “bosque” de madera, de Fabrikken. Original y muy lindo, es una nueva vuelta a los móviles. Quiero uno pero para colgarlo en cualquier parte de la casa. Tienen que escribir a hola@fabrikken.com.ar o contactarse a través de su página de Facebook para conseguirlo.

¡Espero que les sirva esta guía para el próximo mini cumpleaños! Acuérdense de lo importante que es regalar juego a los chicos, y piensen que las pilchas ya las van a querer cuando sean grandes.

¿Tienen algún recomendado para regalar? ¡Sumemos favoritos!

Caro

Regalemos más juego

foto blog

Generalmente, cuando hay que hacer un regalo a un recién nacido o un bebé chiquito la mayoría elige ropa. Salvo excepciones que por supuesto se dan y mucho, esa es la regla general. Hoy desde Mémini queremos proponer que regalemos más juguetes y libros a los más chiquitos. Acá tres porqués:

1) Porque el juego debería ser la actividad principal de un bebé mientras está despierto casi desde que nace, como ya contamos en este post. El otro día en un cumple de un año escuché a una tía de la homenajeada decir “no le compré un juguete porque es tan chiquita, todavía no entiende”.

¡Entienden! Juegan, y necesitan hacerlo, desde que son minis. Al principio el juego es muy simple: mirar, reconocer algunas formas y colores, explorar texturas, escuchar música suave. Después, y muy rápidamente, el juego se empieza a hacer cada vez más complejo.

2) Porque cuando regalamos un juguete o un libro para un chiquito en realidad le estamos dando una herramienta a los adultos que van a jugar con él. Una herramienta para pasar tiempo juntos, disfrutar y generar momentos de apego, que es la parte más nutritiva e interesante del juego al menos al principio.

Durante muchos meses, los bebés no juegan solos, y muchos adultos sin experiencia no sabemos qué tenemos que “hacer” aparte de darles de comer, cambiarlos, bañarlos y hacerlos dormir. Un juguete o un libro aportan ideas, actividades para hacer juntos y momentos divertidos para todos.

3) Porque los juguetes y libros preferidos quedan en el recuerdo para siempre… al menos en el recuerdo de los padres! Aunque las preferencias de los bebitos cambian muy rápido, no nos olvidamos nunca de esos juguetes que nos regalaron las primeras sonrisas, gorjeos o aplausos de nuestros hijos. (En nuestro caso, una rana verde con diferentes canciones y un librito de plástico para leer juntos en el baño fueron las estrellas durante los primeros meses de Toby).

Así que la propuesta de Mémini es que regalemos más juego. Aporta tanto a la vida del bebé y de su familia, que ojalá al menos lo consideremos cuando tengamos que hacer un regalo.

¿Y ustedes qué opinan? ¿Qué suelen regalar? ¿Cuáles fueron los regalos más lindos que recibieron cuando nacieron sus hijos?

Ideas fáciles para decorar un cumple infantil

Me gusta decorar. O ambientar mejor dicho. De chica me encargaba de armar el arbolito de Navidad y lo hacía temático, cambiando año a año. Así que siempre me gustó jugar con papel, tijera, boligoma, cintas y cualquier chuchería que pudiera transformar en algo. Hoy, juego en el cumple de mis hijos. Hace poco fue el cumple Nº1 de Alfonsina así que puse manos a la obra. Antes que nada, elijo una paleta de colores. Hace que todo sea más coherente y que, aunque colguemos 2 cosas, quede como más ‘pensado’ que si todo es una mezcla. Y si bien claramente no tengo la misma cantidad de tiempo que antes, pre hijos, tengo algunos caballitos de batalla que resuelven la decoración de un cumple bastante fácil y quedan re pro. Acá van:

guirnalda

1. Guirnaldas de lo que sea en papel. Para mi primer hijo corté a mano 200 estrellas, en diferentes colores. Jaja, qué tiempos aquellos. Ahora sirve armarla con lo que sea. Para este cumple corté animalitos dibujados de una bolsa de papel divina que me habían regalado. Después los cosí con la máquina de coser dejando espacio entre uno y otro, a ojo. No es difícil, sólo necesitan saber apretar el pedal, les juro. Lo importante es dejar bastante hilo antes de empezar y al terminar, ya que de ahí la vamos a colgar.

globos2

2. Globos. Los chicos mueren por los globos. Y nada dice ‘cumpleaños’ mejor que un globo. Si no quieren/tienen tiempo de encargar los que vienen con helio, con varios globos + una escalera + cinta de papel tienen el DIY más fácil de la historia y de gran efecto visual: pegar los globos al techo. Yo agrupé varios sobre un área determinada del living, pero pueden usarlos para delimitar la zona que quieran: arriba de la mesa con la comida, o del bar, o de una pista de baile o básicamente cualquier lado.

letras

3. Letras pegadas en la pared. Es bastante básico pero queda lindo. Yo compré cartulina dorada, bien festiva, y corté y pegué las letras a la pared con cinta de papel. En 5/10 minutos (depende de su destreza con la tijera) tienen una pared vestida y personalizada con el mensaje que quieran.

rainbow cake

4. Torta de colores. No falla. Cualquier torta queda espectacular con este truquito, y eso que yo uso bizcochuelo de caja, eh. En las casa de cotillón suelen vender el colorante, yo compré los colores primarios para después poder hacer los que quisiera. Reparten la mezcla del bizcochuelo en la cantidad de capas/colores que quieran hacer, agregan el colorante con la intensidad que quieran que les quede el color, y van horneando de a una. Las apilan cuando estén frías, intercalando con dulce de leche (o crema o frutillas, o lo que les guste a ustedes en las tortas). Yo la recubrí con chocolate para que quede linda también de afuera. Les dejo el tutorial original de Soy un Mix donde yo saqué cómo hacerla la primera vez (es tan hit que la repito siempre!).

Con estas 4 cosas quedan como Martha Stewart sin tanto trabajo. Después si quieren pueden agregar otras cosas: yo hice unos mini banderines para arriba de la torta usando el papel de las letras y el género del mantel, que con piolín de cocina até a dos palitos de brochette (la foto se las debo! Pero dejo un tutorial acá). También hicimos imanes con fotos de la cumpleañera y los exhibimos colgados con broches de madera, pensados para que la familia se lleve al terminar el cumpleaños. Y me volví loca cosiendo un mantel dorado que resultó ser del peor material imaginable, así que pienso reutilizarlo hasta que se casen! Pero bueno, eso lo aprendí para no repetir la próxima 😉

¡Espero que les sirva! Tienen algún caballito de batalla? Algún hit cumpleañero? Compartan!

Caro