La adorable etapa de los berrinches

 

foto limites

Estamos con el temita de los límites (hace rato ya; mi hijo está por cumplir 3 años). Y de las rabietas. Sí, las típicas rabietas que ves en televisión, con el chico tirado en el piso gritando, pataleando y llorando a todo volumen. Pero peores. Porque duran mucho más de lo que pensé que podían durar, y porque no hay una pausa para los comerciales. Estoy convencida de que mis vecinos me odian.

No tengo ningún tipo de consejo para dar en esta materia (que me la llevé a marzo), pero puedo compartir lo que me parecieron consejos lógicos, que encontré por la web mientras leía y leía un montón para prepararme (ilusa) para esos momentos. Yo trato de seguirlos.

  1. Las amenazas de castigos por el mal comportamiento tienen que ser posibles, reales. “Si seguís, nunca más vamos a la plaza”. Y, no. Eso es muy difícil de mantener señora. Yo digo lo que sé que voy a poder cumplir, o lo que estoy dispuesta a cumplir. Sino, ellos ya saben que lo que digas es pura espuma. Esta me sale bastante, punto para mí.
  2. Leí por algún lado que las rabietas son un actuación, y que como tal, sin público no hay actuación que valga. O sea, hay que dejarlo llorar y no darle bola. Eh, esta no es tan fácil. Soportar gritos pelados por 45 minutos se parece bastante a un método de tortura. Además, creo, hay veces en las que se puede atajar antes la situación y resolverla de otra manera. Sobre todo cuando el berrinche es más producto de una situación/sentimiento que no pueden manejar, entonces respondo con lo opuesto, ofreciendo un abrazo. Y sirve (se resiste al principio, pero sirve). Claro que a veces…muchas otras termino gritando como loca.
  3. También leí sobre no ‘proyectar’ el enojo. Estás en una casa que no es tuya, y decís algo tipo “No rompas las flores que la señora (por la dueña de casa) se va a enojar”. No. YO me voy a enojar. La señora probablemente también, pero esa no es la cuestión. Yo me enojo y yo soy la que no quiero que te portes de tal manera. Son mis guías de conducta, no de la señora. Esto me parece bueno, y trato de hacerlo siempre.
  4. Frente unido. Si en la pareja uno lo reta, el otro -ante el chico- está siempre de acuerdo. 100%, sin discusión. Después, en privado, se charla si no le pareció, si no era grave, etc, etc. Desautorizar frente al chico a cualquiera de los padres no está bueno. Esto me parece vital, así que trato de hacerlo siempre.
  5. Hacer algo en el momento. Si lo retás 5 minutos después, ya no sirve.

Estas son los 5 puntos que me parecen más generalizables, porque después hay un montón de grises. Y todo es muy personal: esto es lo que yo pienso y que a mí me sirve o trato de que a mí me sirva. Si quieren profundizar más sobre el último punto además de leer sobre otros consejos pueden leer este artículo (está en inglés). A mí me parecieron buenos, tanto que estoy pensando en comprar el libro.

¿Compran libros sobre estos temas? ¿Sirven? ¿Tienen alguno para recomendar? ¿Algún consejo a la hora de poner límites?

Caro

pd: La foto es de Unbound 365

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s