Necesitamos hablar de esto

Hoy necesitamos hablar de la licencia por maternidad. Necesitamos que nos dejen vivir nuestra licencia con tranquilidad. Y cuando la licencia se termina, necesitamos volver de a poco.

A muchas nos pasó que a la vuelta de la licencia alguien dijo o hizo algo que nos hizo sentir que habernos ido estuvo mal en algún punto. Porque nos fuimos mucho, porque nos desconectamos demasiado, o simplemente porque el hecho de irnos nos hizo perder algún lugar en una “fila” y teníamos que arrancar otra vez.

La licencia por maternidad no son vacaciones, es un tiempo imprescindible para conocer a nuestro bebé, y qué él nos conozca. Volvemos exhaustas, cambiadas, a veces abrumadas por el cambio de vida y la responsabilidad que significa tener un hijo. Volvemos al trabajo después de arrancar con la tarea enorme de formar una persona. Y la tarea, lejos de estar terminada, recién empieza.

Necesitamos organizaciones que acompañen este proceso. Necesitamos hombres (jefes, socios, compañeros de trabajo) que aunque no puedan entenderlo, traten de acompañar. Necesitamos mujeres (jefas, socias, compañeras de trabajo) que aunque todavía no tengan hijos o no planeen tenerlos, puedan acompañar. Lo necesitamos todos: las madres, los hijos, las familias en general, las empresas, la sociedad.

Hoy necesitábamos hablar de este tema, y nos gustaría mucho saber cómo lo viven ustedes.

Advertisements