Todo gira alrededor de mi bebé (una experiencia personal sobre el puerperio)

siesta

El otro día hablaba con una amiga sobre la etapa del puerperio, y cómo cambia nuestra forma de percibir el mundo, y percibirnos. Ella tenía que volver a trabajar después de su licencia por maternidad, y hablábamos de lo duro que es separarnos de nuestros hijos a los pocos meses.

Pensaba que la etimología nos ayuda a ver súper claro qué es lo que nos pasa en el puerperio. “Puer” es “niño” en latín. Y “peri” es “alrededor”. O sea que la etapa del puerperio es un momento de nuestra vida en la que todo transcurre alrededor del niño.  Nosotras “transcurrimos” alrededor del bebé.

Si lo pienso en formas, creo que el embarazo es tener esa panza enorme y redonda con un bebito adentro (ya es raro, no me digan!), y el puerperio es transformarme yo en un círculo que lo abraza y contiene si es posible 24×7.

El bebé y yo, abrazados en un círculo, y sin mucho lugar para algo más. Durante esta etapa creo que cambié, que este es mi nuevo yo, y que no sé cómo voy a volver a interesarme alguna vez en las cosas que me interesaron siempre. ¿El trabajo? ¿Mi pareja? ¿Estar bien yo? Ni idea. Me da vergüenza ponerlo así, pero realmente, ni idea.

Y de repente, o no de repente porque es más un proceso, vuelvo a ser más o menos quien siempre fui. El círculo se abre un poco, y mi hijo empieza a independizarse de mí, y yo de él, y lo adoro con locura, pero además reconozco que sigo siendo una persona :).

Seguro que los libros dan un tiempo exacto de duración para esta etapa. Yo creo que el puerperio dura para cada mujer e incluso para la misma mujer con cada hijo, un tiempo diferente. En mi caso, con el primero creo que duró más o menos 9 meses, y con el segundo, que tiene 6 meses, noto que tal vez está terminando. ¿Será que hago más rápido el proceso porque ya lo reconozco, por eso de que “el cuerpo tiene memoria” que te dicen tanto con el segundo hijo?

En Mémini creemos que está bueno compartir ideas sobre la maternidad, sumarnos a ese círculo de mujeres que compartimos temas, y ponerle palabras a esta experiencia tan visceral que es ser madres. Ojalá nos cuenten cómo lo viven ustedes, las queremos escuchar 🙂

Un beso y hasta la próxima!